cavidad en conglomerados en uzturre

Uzturre nos regala con multitud de bellezas subterráneas, una de las mas destacadas e insólitas son una serie de cavidades en conglomerado cementado.

La mayoría de estas cavidades son pequeñas , abrigos, pero en ocasiones nos encontramos con joyas como esta, no tiene gran desarrollo pero su singularidad merece la pena.

Paso hacer un copia y pega del estudio de la sociedad de ciencias aranzadi , creo que puedo hacerlo ya que como en otras ocasiones omitieron el nombre de nuestroo grupo que fue quien la encontro.

La cavidad se localiza en la parte media del flanco W del monte Uzturre, a una cota de 290 m snm, a 80 m al Sur del talweg del barranco de Pisuaga, sobre un regolito de materiales no consolidados de débil espesor que descansa sobre calizas bioclásticas y micríticas del Malm (Jurásico). En este tramo, con extensos canchales, la ladera presenta una brecha consolidada que forma un escarpe vertical, en cuya base se abren las distintas bocas de la cavidad.

La brecha está formada por clastos angulosos de distintas litologías: principalmente calizas negras con sérpulas del Jurásico terminal (Neocomiense) y calizas arrecifales Urgonianas (Aptiense, Cretácico temprano), procedentes de los niveles superiores de
la serie del monte Uzturre, pero también contiene tramos con calizas bioclásticas del Malm. Estos materiales que forman la matriz de la brecha constituyen más del 90% de la roca-caja y están cementados por carbonato de calcio con fracciones detríticas arenosas. El escaso volumen del cemento hace que la roca compacta se torne disgregable en algunos puntos de la cavidad. El
suelo de la cueva lo forma el propio canchal, con fragmentos disgregados de la brecha.
En el talweg del barranco afloran en cambio materiales de unidades infrayacentes, constituidos por margas arenosas y lutitas calcáreas negras del Malm inferior y calizas nodulares con sílex del Dogger (Jurásico). El barranco lleva algo de agua procedente de la surgencia de Kaxkardi, la cual se infiltra progresivamente en las calizas grises del Dogger para reaparecer en la surgencia
inferior de Pisuaga. A lo largo del cauce hay numerosas coladas de toba o travertino calcáreo, mientras que el flanco donde se encuentra la cueva es seco.

La cueva consta de tres pequeñas bocas inferiores, contiguas, que se abren bajo una solapa rocosa, en la base de un escarpe vertical constituido por la terminación y recorte de la brecha sobre la ladera. Estas bocas comunican a través de galerías estrechas ascendentes con una sala espaciosa en declive y en oscuridad total. En su parte alta la sala se bifurca en dos galerías,
de 8 y 12 m respectivamente. Un pequeño agujero comunica lateralmente la galería más larga (cota +14) con la parte media de otra galería paralela y amplia, de 10 m de largo; en su parte alta ésta se cierra en un nicho en la cota +14, mientras su parte baja comunica lateralmente con el exterior de la brecha a través de una boca de 3 m de diámetro (cota +6, boca superior).

El suelo de las galerías sigue la pendiente de la ladera y está formado por clastos sueltos, mientras que las paredes y bóvedas están constituidas por la brecha cementada. Las galerías alcanzan en algunos puntos 3 m de alto y la sala 12 m de diámetro. En algunos puntos húmedos de las bóvedas hay tramos donde los clastos de la brecha están muy poco cementados y se desprenden con facilidad, mientras que en las zonas más secas y ventiladas llegan a formarse pequeños recubrimientos de espeleotemas de calcita, de espesores milimétricos. La humedad relativa es alta (cercana al 100%) y la temperatura ambiente es de 12ºC. En
diversos puntos de las bóvedas hay tapices bacteriales blancos y amarillos, y tapices de protozoos Mycetozoa de tonos amarillos. Por lo demás, las galerías internas de la cueva poseen coloraciones oscuras, grises a negras, cuyo aspecto, más que a una cueva en caliza, recuerda al que presentan las cuevas lávicas, en terrenos volcánicos.

BIOESPELEOLOGÍA
La cavidad posee un ambiente de oscuridad total, húmedo e isotérmico, con pequeñas filtraciones temporales de agua. Además de tapices de microorganismos también se observan algunas raíces extendidas sobre el suelo de las galerías. En la cavidad habitan dos especies de quirópteros: Rhinolophus hipposideros (Bechstein) y Rhinolophus ferrumequinum (Schreber) (Chiroptera: Rhinolophidae), habiendo observado durante nuestra visita 2 ejemplares de la primera especie y 3 ejemplares de la segunda. Esta población de murciélagos ha generado pequeños acúmulos de guano, así como manchas de orín sobre los puntos de descanso
donde se cuelgan. Ambas especies fueron identificadas in situ y confirmadas mediante fotografías, resultando innecesaria su colecta. Este reporte agrega nuevas citas a las distribuciones conocidas, tratándose de las dos especies más comunes, abundantes
y ampliamente distribuidas de quirópteros en las cuevas de Gipuzkoa (Galán, 1997).
Los invertebrados están representados en la cavidad por dípteros Tipulidae y Culicidae; lepidópteros Thriphosa dubitata (Linnaeus) (Geometridae); araneidos Metellina merianae Scopoli, Meta menardi Latreille (Tetragnathidae), Birgerius (Centromerus) microps (Simon) (Linyphiidae) y Lessertia dentichelis (Simon) (Erigonidae); moluscos gasterópodos Helicodonta obvoluta (Müller) (Helicodontidae) y Oxychillus lucidus (Draparnaud) (Zonitidae). Los dípteros y lepidópteros son formas troglóxenas, mientras que los caracoles y araneidos comprenden formas troglófilas o subtroglófilas (Ginet & Juberthie. 1988; Vandel, 1965), siendo estos últimos
activos predadores de las especies troglóxenas halladas y seguramente otras que eventualmente alcanzan la cueva. En la cavidad pudimos observar directamente un ejemplar de Meta menardi predando sobre caracoles Helicodonta obvoluta.
En adición, llamó nuestra atención la ocurrencia en la cavidad, en varios puntos de la bóveda, de gotas translúcidas colgantes de 7-8 mm de diámetro, que contenían en su interior huevos esféricos blancos de 1 mm de diámetro en número de 20 en la muestra colectada. El material de la gota es un gel totalmente incoloro y translúcido, adherido a la bóveda en un punto. Su examen al microscopio sugiere que se trata de una puesta de huevos de caracoles, probablemente de Helicodonta, aunque pudiera tratarse de
otra especie o grupo distinto. En suma, la cueva presenta un conjunto de rasgos biológicos de interés.

Iñaki Alonso

Iñaki Alonso Administrador / Espeleologia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Espeleología Videos

Tras las aguas subterráneas

A través de este pequeño documental de 20 min, ofrecemos una visión general del recorrido y desempeño que realizan las aguas subterráneas. Con un carácter claramente divulgativo el trabajo explica la formación y el funcionamiento de un sistema kárstico y muestra las funciones que realiza el agua en este tipo de sistemas, desde la disolución […]

Read More
Akerbeltz

En la memoria de nuestro “alma mater”, Iñaki

Llegó el triste día en el que nos dejas, Iñaki. Recibo la noticia y me quedo totalmente helado… En realidad, no sé cómo actuar en estos casos. Ha sido un palo muy grande. Eras y seguirás siendo una persona muy importante para mí. El día que te conocí, allá por el 2018, tu forma de […]

Read More
Espeleología Formación

Fabricar un vela de supervivencia

http://bricoespeleologia.blogspot.com/ un artículo de esta original vela. Estas velas pesan muy poco y duran entre 4 y 5 horas. Combinándola con la manta de supervivencia son la solución ideal para las largas esperas.

Read More