Corrientes de Aire en cavidades

Las corrientes de Aire son un el gran aliado para el espeleólogo en sus exploraciones y prospecciones, existe toda una ciencia que estudia este fenómeno. En este articulo presentare unas ideas básicas y podréis consultar los dos volúmenes de una de las mejores obras que hay sobre este tema Climatología del mundo subterráneo / Climatologie du monde souterrain.

AGUJEROS SOPLADORES O ASPIRANTES Encontrar bocas sopladoras es lo más sencillo: a veces simplemente con la mano notamos la diferencia de temperatura entre el aire exterior y saliente. También nos ayudan los elementos exteriores como el movimiento de la vegetación próxima, la ausencia de nieve en un punto concreto (la nieve fundida en agua a causa del aire caliente deja el terreno a descubierto), golpes de gubia en la nieve… Si intentamos localizar una nueva entrada partiendo del interior de la cueva, el contacto visual (humo) será eficaz si el tramo que separa el punto de inyección a la superficie no exceda unas muy pocas decenas de metros, y si la corriente es fuerte, puesto que la humedad de las paredes atrapa las partículas de humo. Resulta muy difícil localizar una entrada aspiradora (por eso se conocen menos), ya que las condiciones en la boca son casi iguales a las del exterior. Poco más nos queda que recurrir a los métodos tradicionales como el humo, incienso… En una boca ya conocida, la presencia más allá de la entrada de nieve o hielo es un indicio del aire aspirante (arrastre mecánico o congelación del goteo interior).

Es frecuente, que al aproximarnos a la boca de acceso de alguna cavidad, nos
llame la atención una corriente de aire, bien introduciéndose o saliendo de ella.
Las principales causas de este tipo de circulación son tres:


-El efecto chimenea, las cavidades que tienen bocas a distinta altura
funcionan como chimeneas, en determinados momentos el aire cálido y húmedo de su
interior es menos denso que el aire del exterior por lo que asciende, provocando una
corriente que entra por el acceso inferior y sale por el superior.
El sentido de circulación se invierte cuando el aire del interior de la caverna es
más denso que el exterior.

-El efecto Barlovento, la orientación del acceso o accesos a la cavidad
respecto a la dirección de la que sopla el viento es determinante de ciertas
circulaciones del aire.


-La baro-circulación, la presión atmosférica está continuamente variando, y
en ciertos casos este cambio se produce de una forma bastante brusca; supongamos
una caída de presión de 1000 hPc a 800 hPc (hectopascales) en poco tiempo.
En dichas circunstancias, una cavidad con un único acceso, tendrá que eliminar
una cantidad de aire equivalente del 20 % del volumen total de la cavidad por dicho
paso, lo que puede producir corrientes de aire importantes.

Si quieres mas información sobre este tema Aquí tenéis Los dos volúmenes de Climatología del mundo Subterráneo. Disfrutad del Lado Oscuro.

Tomo 1

Tomo 2

Iñaki Alonso

Iñaki Alonso Administrador / Espeleologia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *