El maillón de cierre

maillon semi circular
maillon semi circular

Fuente: Manual de espeleología Alpina.

Si el maillón de cierre se consigue colocar con rapidez, es síntoma de que el arnés debe apretarse más. Normalmente hay que inclinarse un poco hacia delante para conseguir introducirlo, después de haberlo desenroscado a tope.

El arnés de cintura se cierra con la ayuda de un maillón de rosca especial. Se presenta generalmente con forma semicircular, realizado en zicral o acero. Algunos prefieren la forma triangular, llamada también “delta”. Esta forma parece en principio menos cómoda y, en consecuencia, menos fácil de colocar. Además suele suceder que el delta se reequilibra, girando bruscamente cuando está cargado, transmitiéndonos una sensación desagradable, aunque no haya peligro.

Sea cual fuere su forma, el maillón de cierre suele aflojarse sólo mientras se utiliza, lo que proporciona a su usuario un buen susto. Este incidente tan desagradable y que podría resultar muy peligroso, se produce por el roce de la cuerda de instalación o del pedal en el cierre del maillón durante el ascenso de los pozos con bloqueadores. Quiere decir que nos hemos puesto el maillón al revés. Una vez ínstalado, su apertura debe encontrarse a nuestra izquierda del cuerpo (y hacia abajo), y no a la derecha. Colocándolo así, el roce de la cuerda tenderá a apretarlo en lugar de soltarlo. Esta colocación defectuosa se da más entre los zurdos que
entre los diestros. Al representar éstos aproximadamente un diez por ciento de la población, este incidente ocurre, estadísticamente, con menos frecuencia de lo que podría suponerse por la falta de atención cuando nos equipamos. Hay que precisar que esta apertura fortuita es más peligrosa si el arnés tiene hebillas metálicas para el cierre que si lo tiene con cintas, ya que aquellas pueden saltar con mayor facilidad.
Además, resulta más fácil cuando:
La cuerda está tensa (por un bloqueador de pie, un compañero que nos esté echando
una mano al tensarla o por su propio peso en un pozo grande).
El arnés está peor regulado y, por lo tanto, más alejado del cuerpo.

En este video podéis ver como se abre un mosquetón de seguridad por la cuerda. No es un ejemplo de espeleología pero para visualizar los efectos creo que sirve.

Puntos clave
56 g contra 152 hacen que nos decantemos claramente por el maillón de zicral. Hasta hoy no hemos visto ese tipo de roturas debido a la discontinuidad del material, riesgo que se achacaba en mayor medida al zicral que al acero y que hacen dudar a algunas personas.
Se deben evitar las hebillas metálicas del cierre del arnés si se utiliza un maillón de zicral. El desgaste de este último se aceleraría notablemente.
Si no queremos vernos obligados a comprobar sistemáticamente la posición correcta del maillón
(recordemos: apertura a la izquierda del cuerpo y hacia abajo), hay que sustituirlo por un mosquetón de cierre con forma lo más cercana posible a un triángulo isósceles (como el Attache de Peltz/)

Consejos prácticos
Si el maillón de cierre se consigue colocar con rapidez, es síntoma de que el arnés debe apretarse más. Normalmente hay que inclinarse un poco hacia delante para conseguir introducirlo, después de haberlo desenroscado a tope.
Un maillon de cierre semicircular no debe ser de acero, ya que su radio de curvatura, al ser demasiado grande para este material, lo hace deformable y es fácil que no consigamos desenroscarlo.
No hay que colocar jamás un maillón de cierre con la apertura hacia arriba. El movimiento de los aparatos colocados en él facilita su apertura al desenroscarse accidentalmente. En tal situación, el cabo de anclaje, el bloqueador de pecho o el descensor, según los casos, se saldrán inmediatamente. Y esta vez son los diestros los que llevan las de perder.
Para desenroscar un maillón de cierre bloqueado se puede enganchar la rosca con las laminas del descensor o con la apertura de otro maillon.

Fuente Peltz

De vez en cuando aplicaremos un poco de grasa consistente en el paso de rosca. Si el cierre
resulta dificil, habrá que limpiar rascando las vueltas de la rosca con un elemento punzante.
Es posible rectificar con un torno de sobre mesa un maillón semicircular de acero que tenga el cierre deformado, pero la reparación no suele durar mucho tiempo.
Después de cada uso, hay que desmontar por sistema el maillón semicircular de zicral si se lleva un arnés con cierre de cinta. Poco a poco Se desgasta el maillón y va disminuyendo su diámetro y, por supuesto, será más rápido cuanto menos se lave el arnés (sobre todo debido a la famosa abrasión por la arcilla).
Cambiémoslo a su debido tiempo.

akerbeltzespeleo

akerbeltzespeleo

Iñaki Alonso Administrador / Espeleologia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *