Los Bostburu de Andia y el Gigante de Bardoitza, ciencias naturales y otros animales

La historia

Esta historia es reciente, demasiado reciente como para cerrarla en falso. Muestra cómo las opiniones, ocurrencias, ideas o anécdotas, sin pasarlas por el filtro del método científico, se pueden transformar en verdad oficial. Son las Ciencias Sociales versus las Ciencias Naturales, un debate siempre apasionante y sobre todo en este caso, salpicado de misterios y enigmas, temática que «vende» fácil y bien. 

Para saber qué y cómo es un bostburu, nada mejor que un video sacado con un dron por Jose Hilario Garcia del grupo Lemniskata de Ordizia. Ubicación Google Maps: 42.841324, -1.986823

Oiaskardi 1

Los dos primeros bostburu los encuentra Juan Mari Martinez Txoperena en 2008. Publica las primeras impresiones en su BLOG, los bautiza con acierto e imaginación y sin apenas información sugiere que le recuerdan a símbolos astrales. Al poco tiempo el echarriarra Mikel Markotegi encuentra dos más.

Pasan nueve años hasta que en marzo de 2017 publico un ARTÍCULO con la intención de menear el tema para crear interés e intentar avanzar en la investigación de estas curiosas estructuras. Para ello recurro a una vieja estratagema, la extravagancia, pero sin caer en el ridículo. Así, planteo que los bostburu podrían ser una réplica del esqueleto de un erizo de mar, que en su caparazón lleva marcado una especie de estrella de cinco puntas. Esta idea pese a su excentricidad encaja perfectamente con los calvarros o amuletos utilizados en Andia, talismanes bien documentados por Fermin Leizaola y que físicamente sólo son fósiles de erizo de mar.

La estratagema obtiene resultado y desde el grupo Lemniskata de Ordizia me informan que el zaldibitarra Patxi Iruin desde su residencia en Sevilla, navegando en Google Maps, cree haber encontrado un nuevo bostburu en Oiaskardi. En toda esta historia el único mérito que tengo es haber sido el primero en pisar y certificar el nuevo bostburu Oiaskardi 3. Otra consecuencia es que aparecen dos nuevos bostburu, hasta llegar a los siete que hoy se conocen.

En febrero de 2018, Txoperena publica una nueva ENTRADA en su blog, en la que cuenta que Mikel Markotegi tiene pruebas suficientes para afirmar que tanto los bostburu como el Gigante de Bardoitza son estructuras recientes construidas por militares profesionales entre los años 50 y principios de los 60 del siglo pasado. El grupo Lemniskata me escribe también poniendo el mismo resultado en boca de Leizaola.

El Análisis

Publico un segundo ARTÍCULO en agosto de 2018 contando todas esas novedades y respondiendo con dudas a la hipótesis militar, y hasta hoy. Han pasado dos años de lo relatado y en esta ocasión intentaré mostrar con más detalle la enorme debilidad de la teoría militar, que tiene como argumento principal la siguiente imagen.

Oiaskardi 1

El comparador de mapas del servicio de información geográfica del Gobierno de Navarra SITNA muestra que en la ortofoto 1966-1971 (lado derecho) aparece perfectamente perfilado el bostburu Oiaskardi 1. Pero en la ortofoto de la izquierda, correspondiente al vuelo americano 1956-1957 y en el mismo lugar, no aparece rastro del bostburu. Por lo tanto, debieron ser construidos entre esas dos fechas tal y como afirma Markotegi.

Para poder aceptar este argumento, el estudio debiera ir acompañado de un certificado de verificación de la «resolución» de ambas ortofotografías, para ver si la comparación es lícita. No es fácil encontrar un técnico experto en resolución de fotografía analógica y este concepto puede dar un resultado sorpresa como el de la siguiente tabla.

El vuelo americano está hecho a una escala reajustada a 1:38.000 con una resolución de 1 metro, dato muy importante y de extrema precisión en ese momento. La comparación de 1 metro igual a un pixel digital da una idea de lo que puede suceder cuando comparamos estructuras más grandes que la letra R de resolución. Voy ahora a utilizar la misma herramienta y los mismos mapas, pero con distinto escenario, y se analiza el resultado. En las siguientes ortofotografías  el punto indicado corresponde al dolmen Obioneta Norte en Aralar. Se ve bien perfilado y hasta incluso exagerado el menhir de Obioneta, pero los dos dólmenes sólo se intuyen.

Obioneta

Para una comparación visual lo más acertada posible, se necesita hacerla con alguna estructura semejante a los bostburu, y los muretes de piedra de rediles son perfectos para ello. Los brazos de los bostburu son similares a un murete de piedra seca desmantelado en el que queda visible solo su base perimetral.

Chabolas de Errazkin en el Aralar

Y aquí es donde viene la sorpresa, los viejos y antiguos rediles junto a las chabolas de Errazkin en Aralar, se difuminan en el vuelo americano hasta llegar incluso a desaparecer algunas estructuras, igual que con los bostburu, ¿será la resolución?

Haitzpearro, Aralar

Cuando los muros, los rediles o las chabolas aún cumplen su función son observables en ese período de 1956 a 1971. Pero cuando el deterioro de la construcción por el abandono y el paso del tiempo solo deja su perímetro basal a la vista, desaparece por completo en el vuelo americano.

Bost buruhausteak

Tengo que reconocer dos cosas, primero mi admiración sincera y respeto por los trabajos de Txoperena, Markotegi y Leizaola, y también tengo que confesar que 1 me despierto por la mañana pensando que los bostburu son la representación de un esqueleto desinflado de un erizo de mar, 2 que a la hora del vermut los veo como si fueran dantzaris, 3 que con el sopor de la siesta me parecen estructuras militares, 4 que en la hora azul me decanto por los símbolos astrales y 5 por la noche sueño con un decimonónico vagamundo irlandés que en un arrebato de emoción y delirio enteógeno perfiló los bostburu.

Con el gigante de Bardoitza pasa algo similar, la mejor descripción de esta estructura es la de un conocido etnógrafo: «es una figura antropomórfica con una enorme polla» La explicación que se ofrece de que es consecuencia de los habituales trabajos sin sentido alguno que se obligan a hacer a militares novatos, trabajos forzados a falta de edificio para arrestos en campaña, sugiere que sólo es una interpretación más de las muchas posibles. Si se analiza la figura se comprende enseguida que está hecha con compás y tiralíneas, con excesiva precisión, con mucha intención, con simetrías y geometrías diversas, bien cuidadas y no como consecuencia del arrebato ocioso de un brigada amargado. No hay documento alguno de la inteligencia militar, archivos militares, o un diario de campo de algún teniente romántico que certifique que estas estructuras fueron hechas por militares.

La conclusión

Por lo tanto, y a la espera de que algún arqueólogo «insensato» acepte este desafío, el diagnóstico más prudente independientemente de quién haya hecho estas construcciones, es que estamos ante una serie de auténticas obras de arte campestre que hay que cuidar, respetar y estudiar. El Landart es una sugerente corriente de arte contemporáneo que tampoco es descartable, pero no hay horas en el día para poder acoplar esta última hipótesis a mis rutinas habituales de introspección, y además prefiero la ciencia o la observación a la meditación. Disfruta mientras tanto del espectáculo GRACIAS a las fotografías aéreas cedidas por Luis Millan San Emeterio, desde la Gran Sierra de Andia, ¡nos vemos a cielo abierto en el lado oscuro!

Trasera de un proyectil de mortero encontrada en 2018 cerca del bostburu Ritei Norte

EL PAÍS – Fermín Goñi – Pamplona – 29 mayo 1980  

El pastor Miguel Arrizurieta, de 34 años de edad, ha sido encontrado muerto en la sierra de Andía, con el cuerpo parcialmente destrozado, al ser probablemente alcanzado por un proyectil disparado por fuerzas del Ejército de Tierra que se encuentran en Urbasa realizando prácticas de tiro con fuego real. En los últimos años, varios civiles han resultado muertos y heridos al explosionar proyectiles abandonados en la zona de la sierra de Urbasa. A pesar de que el accidente no ha sido aclarado, ya que Miguel Arrizurieta se encontraba acompañado únicamente de su rebaño en el momento de explosionar el obús, el pastor pudo haber muerto por acción de la metralla del proyectil. Durante toda la semana, fuerzas del Ejército de Tierra están realizando ejercicios de tiro con fuego real en la zona, por lo que habían sido avisados los vecinos.

Majada Zulueta, foto Jose Antonio García «Larra25»

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *