Mendikuteko Koba

mde

Autores : Sabino e Imanol autores del libro Zulotoa Cuevas para montañeros de Guipúzcoa y alrededores.

“ Mariren egoitza ez hain ezaguna, Nafarroko Erreinun zaharraren gaztelu zaintzale baten erokinez gailurreeratua. “

Punto de Partida : Urkizu  / Aproximación : 25 minutos a pie /Macizo: Ernio / Desnivel: 6 metros / Desarrollo : 78 metros / Adecuada para niños Mitología

La cueva de Mendikute se sitúa a 710 metros  de altitud, en la ladera sur del monte del mismo nombre, perteneciente al macizo de Ernio. Propiedad del Caserío Arrozpide Zaharra de albiztur. En su cima se hallan los restos del interesante castillo medieval de Mendikute, Que forma parte de la línea defensiva del Reino de Navarra. Se conserva aún la planta, escasos restos de paredes, la cisterna y las escaleras de acceso talladas en la propia roca del monte. Dicen que la cueva pudo estar conectada con el castillo, de hecho, éste posee lo que pudiera ser un acceso a una sima cegada por piedras… quizá la conexión con la cueva.

Muchas fortificaciones de la época, se situaban en cimas estratégicas, que solían tener covachas y cuevas en sus laderas, con las que conectaban. Tenemos el ejemplo de ello en el castillo de Ataun, llamado Jentilbaratza. A principios del siglo XX, el arqueólogo francés Abab Henry Breuil, encontró en su interior huellas de “ Oso de las Cavernas”, en concreto marcas de arañazos, que son aún visibles en una colada del final de la cueva.

También se atribuye a esta cavidad el ser la otra morada de la diosa Mari quién, según los lugareños, invitó a una persona a entrar, ofreciendole sidra que ella recogía de los agricultores que mentían en sus cosechas. LA mitología que guarda este enclave con su fortificación medieval narra que fue utilizada como mina de los jentiles, recibiendo la denominación de “ jentil-meatza “.

Frente a la cavidad y al Sur, se encuentra el monte Intxurre, con un castro de la edad de Hierro.

ACCESO VEHÍCULO

Circulando por la Gi-314, nos dirigimos por carretera bien asfaltada y muy revirada al barrio tolosarra de urkizu, dejamos este atrás y continuamos hasta llegar a un desvío a la derecha, en el un cartel señala el caserio Intxurbia. Tomando este desvío, la carretera se convierte en pista de cemento que, una vez rebasado el caserío, pasa a camino de piedra. A unos 150 metros del caserío el camino se bifurca, ahí dejaremos el vehículo, para continuar a pie.

A PIE

Desde el vehículo, la bifurcación, tomamos la pista que desciende por la izquierda, para ascender poco después y situarnos ante una langa metálica con la señalización PR ( linea Blanca y Amarilla ) pintada a un lado. Comenzamos a ascender y en el alto vemos otra langa a la izquierda, cerrando un bosque mixto de coníferas. Las cruzamos y nos adentramos en la arboleda por una senda relativamente visible que nos lleva a un prado.de ahí, si continuamos ascendiendo de frente llegaremos al castillo y la cima de Mendikute. Una vez rebasado el prado y a unos cuarenta metros, el camino gira a la izquierda y se adentra en un lapiaz. El camino es difícil de seguir, unos pocos hitos lo marcan y a veces se hace confuso entre árboles y rocas. Éste cruza un murete derrumbado y comienza a bajar, girando ligeramente a la derecha. ATENTOS, ya que, unos diez metros más abajo, dejamos el camino y nos desviamos a la derecha, buscando el lugar donde el lapiaz, con fuerte inclinación desde la cumbre, suaviza su pendiente y conviertese en prado con menos roca. Siguiendo este” ficticia pared”, encontraremos la entrada triangular de la cueva de Mendikute, a unos treinta metros de abandonar el camino. Desde el prado, aproximadamente a 350 metros.

DESCRIPCIÓN DE LA CUEVA.

Mendikute tiene 78 metros de desarrollo y 6 metros de desnivel. El acceso no es cómodo, la entrada, orientada al sur, tiene forma triangular y se abre en un lapiaz tapizado con abundante musgo. Tiene 0.38 metros de ancho por 1,50 metros de alto y nos obliga a realizar una pequeña contorsión , a través de la pequeña rampa, para acceder a su interior. Nos encontramos en un vestíbulo de cierta amplitud. A la izquierda entra algo de luz por una pequeña ventana, que podemos utilizar para salir si queremos darle algo de emoción a nuestros acompañantes. Se observan antiguas catas y pequeñas excavaciones. A la derecha se abre una cómoda galería que, en contadas ocasiones nos hará agacharnos. El techo está decorado con formaciones ( muchas lamentablemente rotas ) y el suelo salpicados de gours, que habitualmente contienen agua. En sus paredes podemos encontrar delicadas caligrafías a lápiz, de los visitantes del siglo XX. La galería es lineal,hasta llegar a una sala con acusada pendiente y bloques desprendidos en el suelo, por lo que andaremos con especial cautela aquí. En la parte final de esta sala puede observarse las marcas de las garras de un animal sobre una colada probablemente  de Ursus Spelaeus. La cueva tiene abundantes ejemplos de fauna troglodita, arañas, caracoles y suele ser habitual refugio del Murciélago de Herradura.


zulotoa
akerbeltzespeleo

akerbeltzespeleo

Iñaki Alonso Administrador / Espeleologia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *