Necesidad de mantenimiento del Equipo.

sima del garfio / Kurpita
después de la sima del Garfio

Estamos ante un grave error. Las consecuencias de la falta de mantenimiento son importantes:

Esta claro: limpiar el material para volverlo a pringar el fin de Semana siguiente seguro que te hace sentir “más tonto que Abundio”, lo que, unido a la pereza natu­ral del género humano, lleva a la mayoría de las personas a no tocarlo entre una salida y otra.

Esto nos puede conducir a veces al esnobismo de vaciar la saca al borde de la sima de turno con aire desenvuelto, descubriendo el material entre una polvareda de arcilla seca, y sacudir el mono rígido y recubierto de barro antes de colocárnoslo. Según esta forma de Pensar, la suciedad del material, sería la mejor prueba de haber salido con frecuencia, lo que presupondrá el nivel de su propietario. Solo los novatos llegan con el material nuevo o demasiado limpio …

Cosa de espeleologos. Video Ismael Akelar Espeleo Barrancos.

Estamos ante un grave error. Las consecuencias de la falta de mantenimiento son importantes:

El material sucio se desgasta más rápida­ mente. La arcilla pone rígidas las cintas, que rozarán cada vez más, Los microcris­tales de calcita que contiene y que cortan como cuchillas, se meten entre las costuras y cortan los hilos de los arneses, las sacas y los monos. Penetran también en las cuerdas, seccionando sus fibras y disminuyendo insidiosamente su resistencia, y no precisamente en la camisa sino en el alma. Es invisible, pero está¡ fuera de toda duda.

La limpieza constituye un momento privilegiado para controlar el estado del mate­rial. Permite localizar los defectos antes de que se agraven y comprometan la ro­bustez o la seguridad del material. En es­tos momentos es cuando se suele apreciar esa fisura que apareció en el eje del cierre del mosquetón, el siete en el mono, la costura del fondo de la saca que empieza a deshilacharse.

Fotografía Manu . Akelar Espeleo Barrancos

Por . lo tanto, hay que acostumbrarse a controlar en estos casos un cierto número de puntos clave, variables según los elementos de que dispongamos en nuestro equipo perso­nal y que tendrán un papel de detectores, permitiendo la prevención de fallos más gra­ves en el material o de futuras roturas del mismo, que a menudo resultan difíciles de so­lucionar en cavidad.

Ciertos materiales metálicos reaccionan mal ante la combinación de humedad y arcilla. Esta mezcla constituye un medio ácido u oxidante, que ataca el acero e in­cluso el aluminio y sus aleaciones. Por tanto, hay que cuidar en extremo las con­diciones de almacenaje del material, que se debe realizar en un medio ligeramente ventilado, seco y fresco (pero no frío).

Finalmente, hablando de confort, el mono exterior y el interior, al igual que los calce­tines, son incluso más agradables y cálidos de poner cuando están secos y suaves. Mucho mejor que si los encontramos rígi­dos por el barro y apestosos por el sudor.

akerbeltzespeleo

akerbeltzespeleo

Iñaki Alonso Administrador / Espeleologia

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *